Gobierno del Estado Cruzada por a Seguridad

Opinión

AMLO VS. EL BRONCO: LA DOBLE MORAL DE LOS PEJISTAS / Columna

el

Por Darío Benítez

El inesperado ascenso de El Bronco como el candidato independiente mejor posicionado, ha encendido las alarmas rojas entre las filas de MORENA, en sí no tanto por sus posibilidades de ganar (todavía), sino por el innegable hecho de que el gobernador de Nuevo León disputa el mismo mercado electoral que el de Andrés: el voto de los indignados, lo que podría desmoronar la votación morenista.

La nomenklatura de MORENA sabe bien que El Bronco tiene -por mucho- mejores herramientas morales para disputarle el discurso antisistema, por lo que han promovido entre su red de pejistas en Internet (un amplio ejercito de gente que no tiene nada mejor que hacer), atacar día y noche a los independientes.

Sin embargo, los ataques contra El Bronco por parte de los pejistas, muchas veces raya en la recalcitrante doble moral: incapaces de darse cuenta de que a su candidato y su partido les queda -de lejos- mucho más el saco de sus ataques que al Independiente. Ahí les va:

 

ATAQUE #1: “VIENE DEL PRI”

Ignorantes del pasado de AMLO, los pejistas viven atacando al Bronco por “venir del PRI”, como si AMLO y los principales líderes de la nomenklatura morenista no hubiesen militado en el PRI también, y peor aún: también vienen de haber fundado uno de los partidos políticos más corruptos de la historia de América Latina: el PRD, un partido marcado por el narcotráfico, las tribus, los dedazos, el genocidio y el tráfico de influencias.

El problema no es que AMLO o El Bronco vengan del PRI: es legítimo haber participado en un partido, y si los electores cambian de opinión, los políticos también deberían tener la madurez de hacerlo con responsabilidad. Lo que te define es “qué es lo que haces después”.

El Bronco renunció al PRI y construyó un movimiento sin usar un sólo peso de dinero público, a diferencia de AMLO y su partido, que éste 2018 nos costará a la ciudadanía la insultante cantidad de $649 millones de pesos (y luego los pejistas no se explican por qué la ciudadanía los aborda con el mismo desdén que el resto de partidos). Esa clase de diferencias son las que de verdad “marcan”.

 

ATAQUE #2: “EL CHAPULINEO”

Día y noche los pejistas invaden las redes de los independientes para atacar a figuras como Pedro Kumamoto y El Bronco para atacarlos de ser “chapulines”. Caso particular de El Bronco: sí, definitivamente es muy criticable que abandone la gubernatura de Nuevo León, pero si no era El Bronco, ¿quién?… Tres datos duros:

 

  1. Hay 48 aspirantes independientes a la presidencia, y sólo El Bronco demostró poder juntar el millón de firmas que exige la Ley. Ni Margarita Zavala ha podido.
  2. Ante el resquebrajamiento de los partidos, hay muchas posibilidades de que quieran eliminar las Candidaturas Independientes y/o dificultarlas aún más: era ahora o nunca.
  3. No existe otro aspirante independiente a la presidencia que sea lo suficientemente conocido y tenga la estructura necesaria para competir seriamente como El Bronco.

 

Sin embargo, a los pejistas que esgrimen lo de “chapulín”, se les olvida que el propio Andrés Manuel tuvo que abandonar la jefatura de gobierno del Distrito Federal para competir en 2006. También se les olvida que la mayor parte de los candidatos “fuertes” de MORENA están abandonando cargos para buscar otros: Delfina Gómez (diputada faltista) abandonó su cargo para ir de gobernadora; Cuitláhuac García, hizo lo mismo en Veracruz; la propia Claudia Sheinbaum, que tiene un desastre en la delegación Tlalpan, hoy la abandonó para ir de candidata al gobierno de la Ciudad de México.

Si lo hacen los de MORENA no es chapulineo, pero si lo hace El Bronco ¿entonces sí?

 

ATAQUE #3: “GOBERNÓ MUY MAL”

Los pejistas saben mejor que nadie lo fácil que es calumniar en un segundo, y lo difícil que es explicar lo contrario. Podríamos hablar pestes de los segundos pisos de Andrés Manuel, del nivel de inseguridad del -entonces- D.F., de la corrupción de las delegaciones… y enseguida tendríamos a una parvada de pejistas defendiendo -hasta con estadísticas- el gobierno del experredista. Pero sin leer un documento, ellos afirman que El Bronco ha gobernado mal N.L.

Entonces, con la misma objetividad veamos el gobierno del Bronco en Nuevo León:

 

  1. Prometió enjuiciar al exgobernador Medina y cumplió: es el sistema de justicia el que no ha cumplido, pero ya hay 33 exfuncionarios del PRIAN vinculados a proceso.
  2. Prometió austeridad y adelgazar el gobierno y cumplió: recortó plazas de gobierno y hubo una reducción general de salarios y gastos superfluos, incluído su salario.
  3. Prometió un gabinete con los mejores y cumplió: creó uno de los gabinetes de gobierno mejor preparados de la historia de México. En su gabinete -por cierto- hay gente que en su momento apoyó a AMLO.
  4. Prometió no darle ni un peso a la Televisión y cumplió: mil millones de pesos ahorrados por no darle nada ni a Televisa ni a TV Azteca (dos poderosos enemigos).
  5. Prometió un gobierno más transparente y cumplió: limpio todos los contratos del gobierno e hizo públicas las licitaciones con transmisiones en vivo.
  6. Prometió quitar el impuesto a la tenencia vehicular y cumplió: Nuevo León ya no tendrá tenencia en 2018.

Entre otras cosas relacionadas con apoyos a los estudiantes, obras, cancelación de proyectos corruptos (como el Monterrey VI), etcétera. Podríamos decir que en dos años de gobierno hizo maravillas, sobre todo tomando en cuenta que tenía a todo el Congreso estatal en su contra.

No podemos decir lo mismo en cambio de algunas alcaldías, delegaciones, diputados y regidores electos de MORENA, que han aparecido casos de funcionarios verdaderamente inútiles, hasta gente marcada por escándalos de corrupción.

Usted pregúntele a su funcionario electo de MORENA más cercano, ¿qué ha hecho a parte de dedicarse a trabajar para su partido en lugar de para la ciudadanía?

 

ATAQUE #4: “ESTÁ APOYADO POR LA MAFIA DEL PODER PARA DIVIDIR EL VOTO”

Es como si yo difundiera la foto de AMLO con José Luis Abarca, diciendo que el tabasqueño mandó a matar a los 43 de Ayotzinapa: obviamente son patrañas. El Bronco ha demostrado ser congruente con la gente de la que se ha rodeado hasta el día de hoy en su travesía como Independiente, en cambio no puedo decir lo mismo de AMLO éste 2018.

Es preocupante la cantidad de exZedillistas y exFoxistas que hay en el gabinete propuesto de AMLO. Muchísima gente que trabajó en dos de los peores gobiernos de la historia de México. A eso le tenemos que sumar una alianza con un partido ultraconservador, machista y homofóbico como el PES, y el PT (partido que ha ido en alianza histórica y constante con el PRI en estados como Baja California).

Al Bronco no se le ve nadie escandaloso en su equipo, en cambio AMLO ha arropado al presidente de la Fundación TV Azteca (Esteban Moctezuma), al suegro de Emilio Azcárraga (Televisa), a una docena de exzedillistas y exfoxistas; ha dado el perdón a Bejarano y a Korrodi (fraude de los amigos de Fox), y la cereza del pastel: el exsecretario particular de Vicente Fox como su próximo secretario de seguridad pública.

Entre El Bronco y AMLO, no se quién está más cercano a la “mafia del poder”. ¿Usted piensa que alguien que se postula sin partido y sin usar el dinero de la ciudadanía viene a dividir el voto de alguien que ha sido tres veces candidato y que piensa gastarse 649 millones de pesos de nosotros los ciudadanos?

Acerca de Andrés Salcido

Recomendado para tí

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *